biozonika - diabetes 2 - ozono

DIABETES MELLITUS Y SU TRATAMIENTO MEDIANTE OZONOTERAPIA.

POR: DR. CARLOS HERRERO GARCÍA; IBT. ALINA MARTINEZ. BIOZONIKA. TELÉFONO: 62 4 6607

¿QUÉ ES LA DIABETES MELLITUS?

Es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo celular, en la que se produce un exceso de glucosa o azúcar en la sangre y en orina; es causada gracias a la disminución en la secreción de la hormona insulina o a una deficiencia en su acción. En otras palabras, la diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre. Existen 3 tipos la diabetes tipo 1, tipo 2 y la gestacional.

¿POR QUÉ SE DESARROLLA?

La diabetes puede ser causada por muy poca producción de insulina, resistencia a ésta o ambas. Esto ocurre por una alimentación alta en azucares refinados, falta de ejercicio, periodos prolongados de ayuno o por causas genéticas o una combinación de dichos factores.
La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Para comprender la diabetes, es importante entender el proceso por el cual, el alimento se descompone y es transformado por el cuerpo para obtener energía.
Mediante la digestión de los alimentos, se obtiene la glucosa, la cual entra en el torrente sanguíneo para su distribución celular. Una vez que esto sucede, el páncreas produce la insulina, cuyo papel es fundamental en el transporte de la glucosa del torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas, donde puede almacenarse o utilizarse como energía. Las personas con diabetes presentan hiperglucemia, debido a que su cuerpo es incapaz de movilizar la glucosa de la sangre hacia los adipocitos y células musculares. Debido a esto la glucosa no se utiliza y se almacena en la sangre, lo cual se ve reflejado en la medición de este parámetro por medio de exámenes clínicos o por la sintomatología presentada por los pacientes.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Un nivel alto de glucosa en sangre puede causar diversos síntomas, como:

  • Visión borrosa
  • Sed excesiva
  • Fatiga
  • Micción (orina) frecuente
  • Hambre
  • Pérdida de peso

Debido a que la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente, algunas personas con hiperglucemia son asintomáticas. Los síntomas de la diabetes tipo 1 se desarrollan en un período de tiempo corto y las personas pueden estar muy enfermas para el momento del diagnóstico. El padecer diabetes puede llevar al paciente a presentar complicaciones tales como:

  • Problemas oculares (especialmente por la noche), sensibilidad a la luz y ceguera.
  • Úlceras e infecciones en piernas y pies, que, de no recibir tratamiento, pueden llevar a la amputación de los mismos.
  • Daño nervioso, lo que ocasiona dolor corporal, hormigueo, pérdida de la sensibilidad, problemas para digerir el alimento y disfunción eréctil.
  • Problemas renales, los cuales pueden llevar a insuficiencia renal.
  • Debilitamiento del sistema inmune, lo cual puede propiciar infecciones frecuentes.
  • Aumentan las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS RECOMENDADOS?

La diabetes tipo 2 actualmente denominada no insulinodependiente, se puede contrarrestar con cambios en el estilo de vida, especialmente con ejercicio, comiendo alimentos saludables y disminuyendo las horas de ayuno. Hasta el momento no existe cura para este padecimiento.
El tratamiento para la diabetes tipo 1 (insulinodependiente) y tipo 2 consiste en una correcta medicación, además de las medidas antes mencionadas para lograr un buen control del nivel de glucosa en sangre. Además de un buen control de glucosa en sangre, colesterol y niveles de la presión arterial, pueden reducir el riesgo de padecer enfermedad renal, enfermedad ocular, enfermedad del sistema nervioso, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, que son complicaciones propias de la diabetes. Para prevenir las complicaciones antes mencionadas, visite al médico de cuatro a seis veces al año y comente las complicaciones que llegara a presentar. Siga las instrucciones del médico sobre el manejo de la diabetes. ¿Existe una alternativa? ¿En qué consiste?

OZONOTERAPIA

Actualmente la combinación de las terapias con oxígeno-ozono por vía sistémica, tales como: autohemoterapia mayor, insuflación rectal y las aplicaciones locales como limpiezas con solución ozonizada, aplicación de aceites ozonizados, inyección de ozono subcutánea, uso de las terapia con bolsas sobre el pie diabético, aplicación de factores de crecimiento plaquetario ozonizados, han provocado una revolución en el tratamiento actual de esta enfermedad, ya que se sabe que la administración de oxígeno-ozono interviene directamente en los procesos metabólicos. Especialmente en la regulación del sistema reductivo-oxidativo, controlando propiamente el estrés oxidativo excesivo; causa principal del desarrollo de la mayoría de las patologías.
El ozono es formado por 3 átomos de oxígeno (03), y su mecanismo de acción radica sobre el ambiente Redox celular, dicho sistema es una lanzadera de 3 enzimas antioxidantes principalmente la superóxido dismutasa (SOD), la catalasa y glutatión. Las cuales ejercen un efecto benéfico sobre los tejidos, el plasma y los eritrocitos (glóbulos rojos), efectos tales como una mejora entrega de oxígeno hacia los tejidos y células, activación del sistema inmunitario, liberación de factores de crecimiento, liberación de eritrocitos superdotados, liberación de células mesenquimales, regulación excesiva de enzimas antioxidantes.
Las aplicaciones se realizan sin presentar complicaciones, propias de las moléculas complejas de los fármacos. El ozono por ser molecularmente simple puede ser ampliamente aplicado.
En pacientes con síndrome de pie diabético complicados, la ozonoterapia asociada al tratamiento local en los focos purulentos necróticos y el efecto metabólico general permitió disminuir casi dos veces el proceso de limpieza de las heridas de masas purulentas necróticas, así como el desarrollo de procesos regenerativos, en otras palabras el lograr elevar la tasa de salvamento de piernas ya programadas para amputación, así como la disminución de áreas isquémicas, mejoras importantes en la irrigación sanguínea miembros inferiores en pacientes diabéticos, provocando un menor tiempo de hospitalización y recuperación del paciente. La acción bactericida, fungicida y viricida se da por la capacidad oxidativa del ozono. Además a nivel preclínico se ha evidenciado un control de la glucemia y una mejoría en los marcadores, tanto de daño endotelial como de daño por estrés oxidativo. La versatilidad, seguridad, accesibilidad, comodidad y rentabilidad de las aplicaciones posiciona a la ozonoterapia sistémica como un complemento, no solamente desde el punto de vista terapéutico, si no desde el preventivo, con lo que supone en ahorro público el lograr un descenso de las complicaciones y necesidades sanitarias de los enfermos diabéticos.
La ozonoterapia es un método complementario para el tratamiento tanto para el pie diabético como para la propia Diabetes Mellitus y sus complicaciones, que cabe destacar, no sustituye ninguna forma de tratamiento convencional, sino que se ha convertido en una herramienta médica más para el tratamiento de esta enfermedad, que incluso llega a potencializar el efecto de los tratamientos habituales.
En las siguientes imágenes se exponen casos de síndrome de pie diabético complicados, tratados medicamente en conjunto con ozono medicinal.