OZONOTERAPIA PARA EL TRATAMIENTO DEL DOLOR EN HOMBRO: MANGUITO ROTADOR

POR: DR. CARLOS HERRERO GARCÍA. DE BIOZONIKA. TEL: 62 4-66-07.

INTRODUCCIÓN

El manguito rotador está localizado en el área del hombro y lo forman músculos y tendones. Su función es ayudar a que el hombro se pueda mover y mantener estable. Los problemas del manguito rotador son comunes e incluyen tendinitis, bursitis y lesiones como desgarros.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Los tendones del manguito rotador se pueden inflamar por el uso frecuente o el envejecimiento. A veces se lesionan en una caída sobre la mano extendida o por deportes o trabajos que incluyen repetidos movimientos de cabeza. El envejecimiento, por su parte, hace que los tendones se desgasten, lo que puede ocasionar desgarros.
Algunos desgarros no se sienten pero otros pueden ser muy dolorosos. El tratamiento para el manguito rotador roto depende de la edad, el estado de salud, qué tan severa es la lesión y qué tanto tiempo lleva roto.

¿CÓMO SE DIAGNÓSTICA?

Se puede realizar el diagnóstico con ayuda de los siguientes exámenes:
• Artrografía: toma de imágenes médicas para evaluar condiciones de las articulaciones. Puede ser directa o indirecta.
• Evaluación del Dolor en hombro: El dolor usualmente es peor cuando levanta el brazo o cuando levanta algo por encima de su cabeza. El dolor puede ser lo suficientemente fuerte para impedir que el paciente realice incluso las tareas más simples. El dolor en la noche es común y puede ser lo suficientemente fuerte para despertarle.
• Resonancia Magnética Nuclear (RMN): es un examen médico que emplea un campo magnético potente, pulsadas de radiofrecuencia y una computadora para crear imágenes detalladas de los órganos, tejidos blandos y huesos.

¿CÓMO SE TRATA?

El tratamiento puede incluir:
Reposo, Calor o frío en el área afectada, Fármacos para reducir el dolor o la hinchazón, Estimulación eléctrica de músculos y nervios, Ultrasonido, Inyección de cortisona, Cirugía y Ozonoterapia.

OZONOTERAPIA:

La aplicación de ozono en pacientes que sufren de dolor de hombro es un valioso recurso que nos permite obtener un alivio inmediato y duradero del dolor.
El alivio del dolor lo observamos en tres fases o etapas: primero obtenemos un alivio inmediato como si se tratara de un anestésico local, debido a las características iónicas o eléctricas de la molécula de ozono que estabilizan las membranas celulares, en segundo lugar tenemos un efecto intermedio en el cual se activa el sistema antioxidante del organismo y se produce un poderoso afecto desinflamatorio, mejorando también la oxigenación de los tejidos y en tercer lugar se presenta un efecto tardío o regenerador tisular que fortalece los tejido incluyendo tendones, ligamentos, bursas y cartílago de las articulaciones.
El uso de la ozonoterapia para el tratamiento del dolor en hombro es el tal vez más conocido y, por lo tanto el indicado con mayor frecuencia en afecciones como la tendinitis del maguito de los rotadores, formado por los músculos-tendones supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor, las lesiones parciales de los mismos de la porción larga de los bíceps, las capsulitis, bursitis, incluso la sobrecarga mecánica en el caso de los deportistas sin lesión visible en RMN o ecografía. Las dosis de aplicación son variables y pueden ser aplicadas de 1 a 2 veces por semana en un ciclo entre 10 y 12 sesiones según la patología, el grado de cronicidad, y evidentemente de la evolución clínica, funcional y dolorosa del paciente. El resultado será mucho mejor si, inmediatamente después de aplicarse el ozono, el paciente realiza sesiones de rehabilitación muscular.
Además presenta grandes ventajas en comparación con los corticoides y el ácido hialurónico, ya que se pueden administrar en pacientes diabéticos, hipertensos, con insuficiencia renal, inmunodeprimidos, con infecciones sistémicas, con alergia a los corticoides o a los analgésicos locales, en tejidos infectados, puede aplicarse en múltiples ocasiones en una sola sesión. Existe además la combinación de la aplicación de Factores de Crecimiento Plaquetario con ozonoterapia, obteniendo resultados mucho más satisfactorios para la regeneración y anti inflamación del tejido articular. En conclusión tenemos que el ozono se aplica con mucho éxito para enfermedades dolorosas del hombro y otras articulaciones, así como en una gran variedad de enfermedades que producen dolor, debido a su potente efecto analgésico, desinflamatorio y regenerador tisular, que nos permite resolver problemas de dolor agudo y crónico que muchas veces son rebeldes a otro tipo de tratamientos, el cual es accesible, económico y sin efectos secundarios probados.