LA OZONOTERAPIA: UNA ALTERNATIVA PARA EL TRATAMIENTO DE HERNIA DISCAL.

POR: DR. CARLOS HERRERO; IBT ALINA MARTÍNEZ. DE BIOZONIKA. TEL: 62 4-66-07.

¿QUÉ ES UNA HERNIA DISCAL?: PATOLOGÍA EN HERNIA DISCAL (SÍNTOMAS).

Es una patología en la que parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta lesión y por lo tanto Dolor en la zona lumbar. Pueden ser contenidas (solo deformación) o con rotura. Duele debido a la inflamación el periostio de las vértebras, las articulaciones, el anillo fibroso, el ligamento vertebral longitudinal posterior y los músculos lumbares de la columna. Una hernia discal puede producir el lumbago y la ciática.

EFECTOS DE LA OZONOTERAPIA EN LA HERNIA DISCAL:

La utilización del Ozono en el tratamiento de las hernias de disco lumbares y cervicales, se ha realizado desde hace años y está sustentada por una óptima casuística. La regresión de la sintomatología tiende a ser rápida y completa, las ventajas respecto a los demás métodos tradicionales son principalmente por la eficacia y la ausencia de efectos colaterales. Es decir, la disminución del dolor sin pasar por el quirófano en la mayoría de los casos.
La ozonoterapia es una técnica que tiene sus fundamentos en la administración del gas ozono en el organismo con fines terapéuticos, como tratamiento único o como terapia complementaria a otros tratamientos, de diversas patologías como es el caso de las hernias discales.
En numerosas patologías caracterizadas por una fuerte sintomatología dolorosa, especialmente de carácter inflamatorio (patologías articulares y reumáticas), se utiliza el efecto antálgico del ozono (O3), efecto que se obtiene gracias a un mayor flujo de oxígeno a la sede de inflamación del tejido, y la subsecuente oxidación de los mediadores algógenos que determinan el estímulo doloroso, inhibiendo entonces su efecto.
Se trata de una técnica mínimamente invasiva basada en la inyección (infiltración) de ozono directamente en el disco intervertebral dañado, en los músculos que la rodean, o incluso en ambos, según el criterio del profesional.
El objetivo del procedimiento es el mismo que el quirúrgico, eliminar el trozo de disco herniado, por Discólisis.
La Discólisis se denomina así debido a que el ozono aplicado dentro del disco intervertebral se disuelve en el agua intersticial y reacciona formando peróxido de hidrógeno y radical hidroxilo, componentes que a su vez, reaccionan con los componentes del núcleo pulposo ocasionando su ruptura y posterior reabsorción, ocasionando un efecto analgésico, después el ozono excedente produce una infiltración intradural con desaparición del edema, mejorando la circulación, y la estimulación del factor de crecimiento básico de los fibroblastos, en otras palabras produce un efecto regenerador ya que favorece la reorganización del núcleo pulposo residual.
Según estudios recientes, el ozono ayuda a reducir la inflamación, disminuyendo la hernia en hasta un 15%.

TIPOS DE INFILTRACIONES DE OZONO:
• Infiltraciones en la musculatura que rodea a la vértebra dañada: no requiere de anestesia y suele realizarse en una única sesión.
• Inyección de ozono dentro del disco intervertebral dañado: se realiza en quirófano mediante anestesia local.
• Inyecciones paravertebrales: entre 2 y 4 sesiones realizadas en consulta.
El número de infiltraciones puede variar dependiendo del caso y la gravedad de los daños en el paciente. El tratamiento se realiza de una a dos veces por semana las dos primeras semanas y, una vez obtenida la mejoría clínica, se espacian los tratamientos a una vez por semana por cuatro a seis semanas y posteriormente una sesión cada 15 días hasta completar un ciclo de 20 sesiones, que pueden ser acortados en caso de desaparición de la sintomatología.

RESULTADOS DE LA OZONOTERAPIA:

En cuanto a los resultados que ofrece la ozonoterapia y su grado de eficacia para curar las hernias discales, existen posiciones encontradas al respecto y bastante controversia en la comunidad médica y científica, ya que se reduce la sintomatología y el consumo de medicamentos en los pacientes.
Sin embargo, son muchos los médicos que practican la ozonoterapia, por los buenos resultados, sobre todo considerando que puede evitarles el paso por el quirófano y la reducción significativa de la sintomatología con métodos menos invasivos.
Es necesario destacar algunas ventajas del ozono sobre los esteroides (corticoides), que son los fármacos usados con mayor frecuencia para estos padecimientos:

  • Menor costo.
  • Menor riesgo de infecciones.
  • No debilita los tendones y ligamentos.
  • No produce depósitos de cristales en las articulaciones.
  • Se puede utilizar en pacientes diabéticos, hipertensos, inmunodeprimidos, con insuficiencia renal, con infecciones sistémicas, alérgicos a los corticoides y con osteoporosis.
  • Se puede aplicar en múltiples ocasiones y puede repetirse hasta 2 veces por semana.
  • No causa aumento de peso.
  • El efecto analgésico y antiinflamatorio logra permanecer a largo plazo.

Además, con la combinación de la aplicación de Factores de Crecimiento Plaquetario se obtienen resultados mucho más satisfactorios para la regeneración del tejido. En otras palabras, se puede cambiar el rumbo de la patología, dejando de ser una situación tan aquejante en el paciente.